Volkswagen Polo: el compacto con el que VW quiere mantener su liderazgo en el mercado

Etiquetas:

Categories: Noticias

El flamante Volkswagen Polo se inserta entre el Gol y el Golf para ofrecer una alternativa de alta calidad en el segmento de los compactos.

Justo entre el inoxidable Gol y el legendario Golf se inserta el Volkswagen Polo, el flamante hatchback chico (segmento B) con el que VW quiere sostener la primacía que ostenta desde hace más de una década en dicho segmento. Ahora, la oferta de VW es doble en éste: en la franja baja, el Gol y en la alta, B+, cuenta con este Polo que se fabrica en Brasil.

En términos de dimensiones, el Polo (con sus 4057 mm de longitud) es 198 mm más corto que el Golf y, a su vez, 160 mm más largo que el Gol. En cuanto a precios, el Gol 5P varía entre $263.305 y $356.463; la gama Polo (con seis versiones) se posiciona entre los $376.817 y los $464.053 (de la versión Highline Tiptronic de 6 marchas que probamos); por su parte, la línea Golf (modelos 1.4T y 1.6 L) va desde los $443.629 hasta los $574.728.

El Polo es un hatchback de línea moderna (casi idéntico al europeo), que se basa en la nueva plataforma MQB-A0. ¿Cuál es la virtud de esta estructura? Que permite un habitáculo muy amplio para un auto chico 5P, haciendo que los pasajeros de atrás tengan buen espacio para las piernas y la cabeza. Completa el volumen un baúl de 300 litros de capacidad; amplio para este tipo de silueta.

Las butacas delanteras también son muy cómodas, igual que la posición de manejo (asiento y volante regulan en altura, éste además en profundidad), que resulta ergonómica y funcional, en un interior de diseño sobrio y con buenas terminaciones, aunque con plásticos rígidos.

Eso sí, el Polo cuenta con el excelente tablero Active Info Display de 10,25″ (como una tablet), digital, configurable y que despliega toda la información (mucha y variada sobre conducción, asistencia, avisos), que también puede verse en la pantalla táctil de 8″ de la consola central, incluyendo los mapas del navegador (en 2D y 3D). Además de esto, el equipamiento de seguridad y confort es amplio para el segmento B+: climatizador automático, cámara de estacionamiento (más sensores adelante y atrás), apertura de puertas y arranque sin llave y más. En cuanto a la seguridad pasiva, este Polo Highline (obtuvo 5 estrellas de la LatinNCAP) cuenta con airbags frontales y laterales (toda la gama los tiene), sistema Isofix y Top-tether para anclar sillas infantiles, apoyacabezas y cinturones inerciales en las 5 plazas.

La mecánica es conocida. Se trata del propulsor MSI 1.6 L de 16 válvulas, que entrega una potencia de 110 CV a 5750 rpm y un par motor de 155 Nm (15,8 kgm) a 4000 rpm, que se combina con una moderna caja de velocidades automática Tiptronic (con levas al volante para cambiar también en forma manual-secuencial), de óptimo funcionamiento (el motor no se cae de vueltas entre marchas), que proporciona gran confort de manejo (se aprecia en las congestiones). Junto con el propulsor, al que le falta algo de respuesta a medio régimen (lo que se nota en la ruta), ofrecen una marcha urbana ágil (con ayuda de la muy buena dirección eléctrica) y consumo contenido. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 12,2 s; de 0 a 400 m en 18,4 s y pasa de 80 a 120 km/h en 9 s. El consumo urbano es de 10 L/100 km y en autopista/ruta a 120 km/h gasta 7,8 L/100 km. Con un tanque de 50 L le permite ofrecer unos buenos 640 km de autonomía. Además, frena de 100 km/h a 0 en 43,5 m.

El trabajo de las suspensiones es muy equilibrado, tanto en el confort de marcha (copia y absorbe bien los baches) como para ofrecer un comportamiento dinámico eficaz, con escaso rolido al doblar. Ayuda en esto la destacada seguridad activa: control de estabilidad, asistente de arranque en pendiente, luces antiniebla direccionales y más. Así, el Polo es un hatch que está más cerca de los medianos que de los chicos.

Dejanos un comentario

comments

Author: Suran Club